martes, 2 de abril de 2013

“El objetivo de la campaña 'En prevención, da ejemplo' es aumentar la participación de los jóvenes y reducir su siniestralidad”

(PL 70) ENTREVISTA. ETR-ElenaCastro.doc. Manuel Domene. Palabras: 1.616

Elena Castro, auditora jefe de Full Audit, entidad auditora en prevención de riesgos laborales

Elena Castro a través de Full Audit y Fundación Prevent intervino en el diseño de una campaña de prevención que habla el mismo lenguaje de los jóvenes, y pretende instaurar en ese colectivo el concepto de que puede trabajarse sin pagar un peaje de siniestralidad, que es muy alto entre los jóvenes españoles.
En este reportaje explica los pormenores de esta acción preventiva especial.

-¿Cuáles son los motivos principales de la campaña “En prevención, da ejemplo”, diseñada específicamente para trabajadores jóvenes?
-Elena Castro. La decisión de desarrollar una campaña de comunicación dirigida específicamente al colectivo de jóvenes trabajadores se basó principalmente en la idea de que dicho colectivo constituye la futura generación de trabajadores, mandos intermedios y directivos con la importancia que este hecho implica, dado que son las futuras figuras clave para la integración de la prevención en las organizaciones.
Otra de las razones que valoramos fue la vulnerabilidad de este colectivo.  Según estadísticas europeas, la siniestralidad entre los jóvenes de edades comprendidas entre los 18 y los 24 años de edad es un 50 % superior a la que se da en los trabajadores de cualquier otro grupo de edad. En España, el colectivo de entre 16 y 29 años registra el 30% del total de los accidentes laborales.
Sin embargo, este colectivo de jóvenes trabajadores cuenta con una gran ventaja, ya que en edades tempranas el cambio de hábitos o conductas resulta menos complejo que en la edad adulta, y es éste el punto fuerte que pretende aprovechar la campaña.

-¿Qué se entiende convencionalmente por ‘trabajador joven’?
-E. C. La bibliografía acostumbra a definir “joven” en función de unas franjas de edad. Naciones Unidas lo define como la población comprendida entre los 14 y 25 años.
Sin embargo, la campaña de comunicación optó por utilizar como referencia la franja de edad situada entre los 16 y 29 años, puesto que coincide con la horquilla utilizada por el Instituto de la Juventud (organismo público, actualmente dependiente del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad).
"La campaña ha optado por el uso de un lenguaje directo cercano a los jóvenes, haciendo suyas algunas frases o expresiones de uso común entre ese colectivo. Pero la principal característica diferenciadora es la utilización de  imágenes"

-¿En qué sectores de actividad se emplean mayoritariamente los trabajadores jóvenes? ¿Cuál es la siniestralidad prevalente en dichos sectores?
-E. C. Según los datos disponibles de la encuesta de población activa, el 60% de los trabajadores jóvenes están ocupados en 5 sectores de actividad: comercio al por mayor y al por menor, industria manufacturera, construcción, hostelería y actividades sanitarias y de servicios sociales.
Respecto a la siniestralidad en dichos sectores, y según el INSHT, desde abril de 2010 a marzo de 2011, el índice de incidencia más alto se dio en la construcción, con un 7,84, seguido de la industria con un 6,07 y, finalmente, y muy por debajo, el sector servicios, con un 2,79.
Las causas principales de los accidentes son los sobreesfuerzos, seguidos de choques contra objetos inmóviles y móviles.

Los mensajes dirigidos al colectivo de trabajadores jóvenes emplean un lenguaje llano
para difundir sus consignas preventivas
-¿Cómo se está aplicando la campaña sobre el terreno?
-E. C. Tenemos información de algunas empresas que han hecho uso de los materiales de la campaña de la forma convencional, exponiendo los pósters y los ‘flyers’ en sus paneles informativos o haciendo entrega de las fichas de información. Otras han integrado parte de los materiales de la campaña dentro de eventos de sensibilización como “la semana de la prevención” u otros.
Cada empresa puede valorar el grado de implantación de la campaña, y la asimilación de los contenidos de la misma por parte de los trabajadores, a través de una encuesta incluida en el “Manual de Apoyo”, que forma parte de los materiales de la campaña, o bien a través de una serie de indicadores, que se proponen en ese mismo manual.

-¿Cuál es el objetivo de la campaña y qué medios divulgativos está empleando para llegar a sus destinatarios?
-E. C. El objetivo principal es conseguir sensibilizar a los trabajadores de menor edad, informarles sobre algunos de los principales riesgos presentes en su lugar de trabajo de una forma amena y aumentar su participación en aspectos relacionados con la prevención, con el objetivo final, obviamente, de reducir la siniestralidad.
Se ha hecho difusión a más de 1.900 organizaciones, desde Pymes hasta grandes empresas, además de estar disponible a través de la página web de Foment del Treball Nacional.

-¿Qué impacto consideran que tiene la comunicación sobre la calidad de la gestión preventiva?
-E. C. La comunicación es básica dentro de cualquier organización. Un buen sistema de comunicación interna ayuda a crear cultura de empresa, propicia un clima de confianza y motivación y facilita la implantación de cambios. Por ello, y dado que la integración de la prevención requiere muchas veces de cambios en la organización que no se lograrían si ésta no cuenta con un clima de confianza y motivación por parte de los trabajadores, los canales de comunicación interna son los idóneos para trasmitir mensajes en materia preventiva. Si el trabajador percibe que la empresa apuesta por la prevención y él se siente parte integrante y participativa, apostará por ella también de forma individual.

-¿Han seguido alguna estrategia semántica específica para conectar mejor y captar la atención del trabajador joven?
-E. C. La campaña ha optado por el uso de un lenguaje directo cercano a los jóvenes, haciendo suyas algunas frases o expresiones de uso común entre ese colectivo.
Pero la principal característica diferenciadora es la utilización de  imágenes dirigidas especialmente a los trabajadores más jóvenes, ya que contienen motivos que -creemos- llaman especialmente su atención, como las asociadas al deporte. El objetivo es trasmitir un mensaje de asociación entre los buenos hábitos en materia de prevención de la vida diaria y los del entorno laboral.
Por otra parte, la utilización de imágenes para trasmitir esos mensajes de asociación supone una gran ventaja, y es que con ellos, estamos llegando también a aquel colectivo de trabajadores con dificultades de comprensión del idioma, que en algunos sectores de actividad resulta ampliamente significativo.

-Abundando en la captación del mensaje por los receptores, ¿cuenta la campaña con mecanismos del tipo ‘acuse de recibo’ que certifiquen la recepción de la información?
-E. C. Este aspecto se deja a decisión de cada empresa. En el manual de apoyo al empresario se propone utilizar el material de la campaña como complemento en las sesiones de formación e información, así que si la empresa utiliza un mecanismo tipo “acuse de recibo” puede incorporarlo fácilmente a la relación de información entregada.

-¿Cree que estamos ante un ejemplo de campaña de comunicación que aplica el I+D+i a la prevención de riesgos laborales?
-E. C. La intención era la de crear una campaña innovadora, con materiales útiles y algo diferentes a los que las empresas utilizan normalmente para sensibilizar a los trabajadores en materia de prevención. El objetivo era captar la atención del trabajador a través de imágenes y mensajes familiares. Se ha apostado por utilizar mensajes concisos y visualmente atractivos, que resulten fáciles de leer. En todo caso, la última palabra sobre si el contenido y los materiales han resultado innovadores la tienen los jóvenes trabajadores.

-Al margen de la mejora preventiva, ¿podrá suministrar información (u otras mejoras de interés) la campaña a las empresas que la lleven a cabo?
-E. C. Desde luego. Aunque la campaña esté centrada en la comunicación en materia de prevención, en el “Manual de Apoyo” se hace un completo análisis sobre los canales de comunicación interna en la empresa, los pros y contras de cada uno de ellos y se insta a las empresas a implantarlos en función de sus necesidades específicas. Sin duda, la habilitación de canales de comunicación interna mejorará el clima laboral en la organización, y esto puede influir positivamente en la motivación de los trabajadores, lo que se traducirá en mejoras en la calidad y en la productividad.

-¿Está afectando la psicosis de crisis económica a la calidad y cantidad de nuestra prevención de riesgos laborales?
-E. C. Afortunadamente, lo que percibimos de los técnicos de prevención de las empresas es que no afecta demasiado. Hay casos aislados en los que la empresa, debido a la reducción de plantilla, ha pasado de tener un Servicio de Prevención Propio a concertar la actividad preventiva con un Servicio de Prevención Ajeno, aunque esto, en principio, no debe suponer un deterioro de la actividad preventiva.
Sin embargo, hay algunos aspectos en los que las empresas están haciendo mayores esfuerzos debido a la crisis, como asumir la conservación de los EPI, o la internalización de la formación en materia preventiva. No obstante, no se puede decir que ninguno de los dos influya de manera negativa en la creación de cultura preventiva, sino todo lo contrario.

Según Elena Castro, el objetivo principal de la campaña es informar a los trabajadores de menor edad sobre algunos de los principales riesgos presentes en su lugar de trabajo
 DESPIECE
Para que cunda el ejemplo
La iniciativa de la campaña “En prevención, da ejemplo” está promovida por la Oficina de Prevención de Riesgos Laborales de Foment del Treball Nacional y financiada por la Fundación para la Prevención de Riesgos Laborales.
En cuanto a la implantación geográfica, se ha hecho difusión en más de 1.900 empresas de Cataluña, que están aportando un feed-back de manera informal a los promotores.
En función del tipo de empresa, se ha apostado más por unos soportes que por otros. Recordemos que los materiales incluidos son: pósters, ‘flyers’, fichas informativas, video multimedia, banners y salva-pantallas.
Aquellas organizaciones que disponen de intranet corporativa hacen uso de los banners y pueden disponer de todo el material a través de la propia intranet. En el caso de empresas más pequeñas se opta más por los pósters y los ‘flyers’ en formato papel. Todos los recursos de comunicación son válidos a la hora de sensibilizar.

© Manuel Domene Cintas. Periodista