miércoles, 7 de marzo de 2012

Protón Electrónica, una pyme sobresaliente en prevención

(PL 67) VANGUARDIA DE LA PROTECCIÓN. VGN-Protón.doc. Manuel Domene. Palabras: 3.354
 Ver artículo (formato PDF) 

¡Y no es por casualidad, sino por causalidad!

La prevención y la seguridad-salud de sus colaboradores son, con la propia subsistencia de la empresa, la prioridad de Protón Electrónica

Prevenir los riesgos del trabajo no es un coto vetado a las pymes. Es un asunto de voluntad… buena voluntad, de anteponer la calidad de vida laboral al afán de lucro.
Esta pyme, con siete personas, carece de representación sindical. Pero ha recibido felicitaciones de las organizaciones sindicales por la promoción, fundamentalmente práctica, que hace de la Ley (LPRL).
Ángel Vidal, fundador y administrador de Protón, aprecia avances en la prevención que se hace en nuestro país, prevención que va pasando “de ser una actividad para evitar sanciones a convertirse, poco a poco, en un pilar de la responsabilidad social de las empresas”. Y es que las pymes no están exentas de compromiso con la Responsabilidad Social Corporativa, como tampoco están exentas de la posibilidad de sufrir accidentes de trabajo.

Protón Electrónica aún no ha elegido Delegado de Prevención, pero todos sus trabajadores hacen seguridad, por convencimiento y por sentirse concernidos. Desde hace más de cinco años la empresa no ha tenido que registrar un solo accidente laboral. ¡Y no es casualidad, sino causalidad!

Sobre la compañía
Protón Electrónica, S.L.U. es una pyme fundada en 1981 en Bilbao y ubicada actualmente en la localidad próxima de Trápaga. Tiene por objeto proporcionar un Servicio de Asistencia Técnica rápido y eficiente, a un precio competitivo, en el sector de la electrónica.
En la actualidad se ha especializado en la instalación, reparación y mantenimiento de equipos electrónicos relacionados con el suministro, acondicionamiento y eficiencia de la energía eléctrica. Dispone de un centro de trabajo con 7 personas.
Ha obtenido la certificación OHSAS 18001:2007 en el año 2008  y el Premio en Prevención de Riesgos Laborales otorgado por el Instituto Vasco de Seguridad y Salud Laboral OSALAN para empresas de menos de 50 personas en 2009. Asimismo, es  empresa candidata a los Galardones Europeos en Seguridad y Salud Laboral 2010-2011 otorgados por la Agencia Europea para la Seguridad y Salud en el Trabajo, participando activamente en sus campañas, en el Foro de Prevención de la Federación Vizcaína de Empresas del Metal y en los Encuentros para Prevención de Riesgos en el Sector del Ferrocarril.

Riesgos, su evaluación, mapas…
“Por la naturaleza de su actividad, el riesgo de Protón Electrónica es el eléctrico en las  tareas específicas. El accidente eléctrico puede presentarse por contacto directo con partes activas (en tensión) de la instalación, o por contacto indirecto debido a un defecto de la instalación (aislamiento, puesta a tierra, etc.).
Al riesgo eléctrico cabe añadir los propios de la asistencia a domicilio, como son los desplazamientos por carretera, así como los riesgos diversos de los centros de trabajo a los que acudimos a desempeñar nuestro trabajo”, indica Ángel Vidal, responsable de seguridad y salud de la empresa.
Además, Protón Electrónica elabora un ‘mapa individualizado’ de riesgos por equipo y ubicación concretos.
Todos los prevencionistas saben que el abc de la prevención empieza en la evaluación de riesgos, un proceso continuo que exige actualizaciones porque el riesgo es un concepto dinámico. Por esta razón, nuestro interlocutor subraya que “realizamos la evaluación de riesgos con apoyo del Servicio de Prevención Ajeno. El sistema está auditado interna y externamente como corresponde  a la certificación OHSAS 18001:2007”.
Preguntado sobre las dificultades que plantea la evaluación de riesgos a toda empresa –máxime si es una pyme-, Ángel Vidal corrobora que “en general, las empresas pueden disponer de los recursos suficientes para realizar la evaluación de riesgos en proporción a su tamaño. En nuestro caso, no hemos encontrado dificultades, pero hemos querido compartir la responsabilidad y los puntos de vista con un servicio especializado.

Siniestralidad Cero
Siguiendo el protocolo preventivo, la firma revisa y actualiza anualmente la evaluación de riesgos y, de este modo, el Plan de Prevención se mantiene actualizado con la situación de las acciones en curso o finalizadas.
El objetivo de siniestralidad cero que persiguen tantas empresas es una realidad tangible y constatable en Protón Electrónica: cero frecuencia y cero gravedad. El último registro negativo es un recuerdo que acaeció hace más de cinco años, constituyendo el único siniestro relevante con baja por accidente de tráfico “in missio” en 30 años (cumplidos en 2011).
Como cabía esperar, el responsable de seguridad y salud de la empresa valora dichos índices muy satisfactoriamente. Aún así, es consciente de que la probabilidad de accidentes es directamente proporcional al número de trabajadores, por lo que en este caso, la pyme tiene ‘ventaja’. Otro punto favorable para la pyme es el elevado grado de concienciación sobre seguridad laboral que se obtiene con plantillas reducidas. Pese a todo, Protón no baja la guardia ni se duerme en los laureles, pues son conscientes que estancarse en seguridad es, sin ningún remedio, retroceder, esto es, jugar con la abrupta posibilidad de aumentar la siniestralidad.

Protección colectiva e individual
“El tipo de tareas que realizamos, fundamentalmente a domicilio, determinan que las medidas colectivas se reduzcan a un adecuado mantenimiento y control de nuestras instalaciones, equipos y vehículos en el sentido clásico de la pregunta. Desde nuestro punto de vista, la formación y la información sistemática en la organización, son una protección colectiva intangible pero altamente eficaz”, argumenta Ángel Vidal.
Y, como cita nuestro interlocutor, una protección colectiva intangible, aunque de gran valor, es el Manual de Prevención, del que dice que “disponemos de un Manual Integrado de Calidad y Prevención en el que se integrará este año el Medio Ambiente. La disciplina que emana de dicho manual puede condensarse en “consolidar, mantener y mejorar continuamente programas preventivos de gestión de Calidad y de Seguridad y Salud Laboral, proporcionando los recursos, humanos, técnicos y económicos, que desarrollen los programas y garanticen un alto nivel de desempeño en la Calidad de nuestros productos y en la Seguridad y Salud Laboral”.
En cuanto al equipo de protección individual (EPI), Vidal precisa que “distinguimos entre los EPI propios de la actividad y los disponibles en previsión de su necesidad en los centros de los clientes”. En la tabla que se adjunta (“Equipos de Protección Individual”) figuran también elementos de protección que no son EPI en sentido estricto.

EQUIPOS DE PROTECCIÓN INDIVIDUAL
Los trabajadores disponen de diversos EPI para la realización de sus tareas, habiendo sido informados sobre el manejo y mantenimiento de los mismos.
TIPO DE EPI
NORMA
Guantes dieléctricos Clases: 0 (1000V) y 00 (500V)
EN 60903
Guantes de látex desechables
EN 455-1-1-3
Guantes piel cabritilla
EN 388:1994
Guantes nitrilo
EN 3880001
Guantes protección riesgo químico
EN 374
Guantes de protección térmica “Nomex”
EN 407
Pantalla facial de protección frente al arco eléctrico
EN 166
Calzado aislante de la electricidad
EN 50321
Botas de seguridad ‘Voltio’
EN 20345
Plancha dieléctrica (12.000 V)
VDE 0303
Mascarilla
EN 149:2001
Lavaojos y piel para protección química “Diphoterine”
Dispositivo Médico 93/42/CE
Ropa laboral: Pantalón, Polo, Chaleco
EN 340, EN13934
Adicionalmente, los trabajadores disponen de otro equipo para la prevención de riesgos correspondiente a los centros de trabajo a los que se desplazan, habiendo sido informados sobre el manejo y mantenimiento de los mismos.
OTROS EQUIPOS
NORMA
Casco de seguridad amarillo con barboquejo
EN 397:1995
Pantalón Ignífugo fibra carbono antiestático, con protección química
EN 531, EN 1149, EN 13034
Cazadora Ignífuga fibra carbono antiestático, con protección química
EN 531, EN1149, EN13034
Gafas de seguridad
EN 166-169-170-172
Tapones auditivos Ultrafit
EN 352-2
Chaleco reflectante
EN 471

Organización preventiva
Nada hay más cierto que el movimiento se demuestra andando, hecho que ratifica Protón Electrónica con su organización preventiva, una muestra palpable de que las pymes pueden equipararse a las empresas, siempre que exista esa voluntad.
Así describe Ángel Vidal este aspecto organizativo de su empresa: “sólo somos siete personas, por lo que, inicialmente y a falta de candidatos a Delegado de Prevención, creamos la figura del Enlace de Prevención, con las mismas funciones y créditos horarios que un Delegado. La designación es por turnos rotatorios de seis meses, por orden de antigüedad en la empresa. En la actualidad, y cuando todas las personas ya han estado de “turno”, tenemos previsto llevar a cabo en breve la elección de Delegado de Prevención.
Sin duda, la seguridad laboral es materia que concierne a todos, máxime en una pequeña empresa. Por eso, Vidal señala que “ninguna persona de nuestra organización se dedica de manera exclusiva a las labores de seguridad. Ahora bien, de un modo parcial, e integrado en las tareas diarias, todos hacemos seguridad.
Sobre el presupuesto destinado a protección, el responsable de seguridad y salud laboral de Protón responde que “es difícil contestar a esa pregunta con propiedad. Si consideramos protección laboral la reposición de EPI, sería poco más de 1.000 € por año. Si valoramos el tiempo dedicado, las auditorías necesarias para mantener la certificación OHSAS, la selección y mantenimiento adecuado de equipos de trabajo e instalaciones, la coordinación empresarial…, se superará con facilidad los 12.000 € / año. Lo que no es ni poco ni mucho, simplemente lo que nuestra organización necesita para funcionar óptimamente.
Y para ese funcionamiento, la empresa también actualiza la seguridad. Para ello participa en las actividades formativas e informativas que promueve OSALAN, el INSHT, la Agencia Europea de Seguridad y Salud en el Trabajo, el Foro de Prevención de la Federación Vizcaína de Empresas del Metal, los Encuentros de Prevención de Riesgos del Ferrocarril, las actividades que convoca el Servicio de Prevención Ajeno…

Política en materia de seguridad
Como sus hermanas mayores, esta pyme equipara calidad y seguridad-salud laboral, convirtiéndolas en partes ‘sine qua non’ de sus Política de Seguridad.
“La calidad y seguridad y salud laboral y su gestión es responsabilidad de la dirección y los mandos de la empresa, que tienen la obligación de aplicarla en el mismo grado que el resto de las funciones profesionales encomendadas. Para ponerla en práctica, Protón Electrónica realiza la prevención de riesgos laborales mediante la integración de la actividad preventiva y adoptando las medidas necesarias para salvaguardar la protección de los trabajadores. En este contexto, uno de nuestros compromisos es identificar, evaluar y mantener actualizados los riesgos de seguridad y salud laboral dentro de nuestras actividades, al igual que aquéllos que surjan de cambios y modificaciones en las mismas, y en particular de las variables que introducen los trabajos a domicilio, procurando eliminar los riesgos o, al menos, tenerlos bajo control”, sentencia Ángel Vidal.
La política descrita lleva a afrontar con el mismo énfasis la prevención de accidentes y la salud ocupacional, pues, esta pyme “cree en la seguridad y salud laboral como un conjunto indisociable”.
Las actitudes y comportamientos preventivos se evidencian, según declaran, en “la ejemplaridad y rigor por parte de la Dirección. Compartir buenas prácticas y fomentar el cumplimiento de la normativa en las actividades diarias”.

Entrevista 
Ángel Vidal, Responsable de Seguridad y Salud de Protón Electrónica:

“La Ley de Prevención de Riesgos Laborales nos ha ayudado a generar una sistemática de trabajo que no teníamos”

Nadie nace enseñado. Por eso, esta pequeña empresa ha obtenido, con el cumplimiento de la LPRL, una sistemática de trabajo que no tenía y que le ha valido premios y reconocimientos por su labor preventiva.
Ha sido el convencimiento y el deseo de hacer las cosas bien, pues las ayudas institucionales han sido escasas: los Servicios de Prevención Ajenos ofrecen servicios poco personalizados rayanos en mínimos legales, mientras que la Inspección de Trabajo dispone de escasos recursos para desarrollar actividades preventivas, optando por una labor de investigación y sanción cuando –muchas veces- el daño en la salud de las personas ya es irreparable.

A renglón seguido, el coloquio de Manuel Domene con Ángel Vidal, en su papel de Responsable de Seguridad y Salud de Protón Electrónica.

-¿Qué opina de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales?
-Ángel Vidal. Que es necesaria y que precisa fomentar su aplicación de un modo proactivo, simplificando, concretando y apoyando su aplicación en las pymes. La iniciativa Prevencion10.es del Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo va en ese sentido.

-¿Qué destacaría de la misma? ¿Les ha ayudado en algo?
-A. V. Es el marco de referencia. En la actualidad, promover su cumplimiento, nos está originando más problemas que beneficios desde el punto de vista de competitividad de la empresa.

-¿Cuál es el espíritu de la reforma del marco normativo de la LPRL (Ley 54/2003) y cómo afecta a su empresa?
-A. V. A nuestro entender, -y no somos profesionales de la Prevención que se aprenden los números de los artículos de memoria- la reforma plantea una redacción inicial de la Ley, que es voluntariosa en los objetivos, pero poco específica en la aplicación práctica.

-¿Ha chocado la aplicación práctica de la Ley (L.P.R.L) con la burocracia o la organización interna de la empresa?
-A. V. No. Ha precisado generar una sistemática de trabajo que no teníamos y que ha promovido, entre otras cosas, la obtención del premio OSALAN y nuestra nominación a los Galardones Europeos. Sin embargo, nuestra propuesta si está chocando con la burocracia y la organización de muchos de nuestros clientes.

-¿Qué papel desempeñan los sindicatos representados en la empresa en materia de seguridad? ¿Cómo valoran su actuación con respecto a la promoción de la Ley?
-A. V. Nuestra empresa, con 7 personas, carece de representación sindical. Pero hemos recibido felicitaciones de las organizaciones sindicales por la promoción, fundamentalmente práctica, que hacemos de la Ley y también su apoyo tanto en la obtención del premio OSALAN como en nuestra actual candidatura a Galardones Europeos.

-¿Qué actuaciones desarrollan -o irán desarrollando- las Mutuas en el marco de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales?
-A. V. Actualmente, las Mutuas, entendidas como Servicio de Prevención Ajeno, tienen un camino por recorrer para pasar de ser un “requisito legal” tendente a justificar el cumplimiento normativo, con frecuentes evaluaciones de riesgos de “corta-pega”, a proporcionar un servicio más personalizado y orientado a una prevención práctica más allá de los mínimos legales.

-¿Qué le parece la labor desarrollada hasta la fecha por la Inspección de Trabajo?
-A. V. Desconozco -y en el contexto actual se podría considerar una buena noticia- la labor de la Inspección de Trabajo. Las referencias que tengo son las que me llegan por participar en foros y acciones formativas. Con esa  insuficiente información, parece que disponen de escasos recursos para desarrollar actividades preventivas y que su actuación se centra en actividades investigadoras y sancionadoras de siniestros ya ocurridos.

-Háganos un balance de la seguridad laboral (en términos generales) desde que entrara en vigor de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales.
-A. V. En mi opinión, la prevención ha avanzado notablemente en los últimos cuatro años, pasando de ser una actividad para evitar sanciones a convertirse, poco a poco, en un pilar de la responsabilidad social de las empresas.

-¿Cómo ve la protección laboral, en términos generales, en el sector al que pertenece su empresa?
-A. V. Como comentaba anteriormente, hay avances muy significativos en los últimos años. Nuestro sector, el eléctrico, se caracteriza por no tener muchos accidentes en comparación con otros sectores, pero los que hay son particularmente graves, como en el caso de los riesgos químicos, el riesgo eléctrico, es considerado como un riesgo especial.
La utilización de los EPI y equipos es mejorable, resulta poco habitual ver a un trabajador frente a un cuadro eléctrico abierto, con su pantalla de protección facial, sus botas y guantes aislantes, su equipo de medida con la categoría de aislamiento adecuada, calibrado y con su verificación actualizada…
La coordinación empresarial en muchas ocasiones no se realiza y se carece de los permisos para realizar tareas eléctricas. Estamos perdiendo clientes en beneficio de empresas que ponen “menos pegas” que nosotros para prestar servicios con riesgo eléctrico.

-¿Qué nota sacamos los españoles en cultura de la prevención dentro del ámbito laboral?
-A. V. Nuestro grado de exigencia con nosotros mismos como empresa es alto y en consecuencia resultamos unos duros evaluadores. De un 0 a un 10 y con cada vez más notables excepciones de empresas ejemplares, pondríamos un 5, lo justo para no ser sancionados.

-¿Diría usted que la seguridad y la protección son partes del proceso productivo en sí mismo?
-A. V. Naturalmente, del mismo modo que deben formar parte del diseño de equipos e instalaciones.

-¿Se llega a ver en algunos casos la protección como un obstáculo?
-A. V. Con mucha frecuencia, “estamos tan protegidos que no podemos trabajar”.

*Manuel Domene. Periodista.

DESPIECE 1
El hombre que sabía lo que tenía que hacer
Ángel Vidal Herrer, nacido en Bilbao en 1959, es fundador, administrador y responsable de seguridad y salud laboral de Protón Electrónica SLU.
Reconoce haber perdido clientes en favor de otras compañías menos exigentes en la seguridad. Sin embargo, para este bilbaíno la seguridad, materia que no suele ofrecer segundas oportunidades, es prioritaria en cualquier trabajo, especialmente en el sector eléctrico.
En 1981, con sus ahorros y la indemnización percibida por despido, emprendió la adquisición de un pequeño local de 60 m2 en Bilbao, y ese mismo año fundó la empresa, inicialmente como autónomo, y posteriormente como Protón Electrónica, su denominación actual.
La autoformación ha sido una constante en su desarrollo profesional. Electrónica y Diseño de Circuitos, primero; calidad según el modelo europeo de excelencia y prevención de riesgos laborales, después. Incumplir las normas de seguridad laboral por afán de lucro, nunca.
Ángel Vidal, colaborador de la Fundación Vasca para la excelencia Euskalit y miembro de su  Club 5S, Diploma Premie y modelo de Buenas Prácticas del Departamento de Innovación y Promoción Económica de la Diputación Foral de Vizcaya, postula ahora la candidatura de su empresa a los Galardones Europeos en buenas prácticas en Seguridad y Salud Laboral. De obtenerlo, será la primera empresa industrial española en conseguirlo. Un hombre y una Pyme sin complejos en prevención laboral, porque saben qué es lo que tienen que hacer.

DESPIECE 2
Protón, premio europeo por sus buenas prácticas preventivas
Las buenas prácticas preventivas siempre tienen premio: mejora la seguridad y salud en la empresa, al tiempo que se opta al reconocimiento social a través de los premios que concede la Agencia Europea para la Seguridad y la Salud en el Trabajo (ASST).
Convencida de su buena gestión preventiva, Protón Electrónica  optaba a los galardones a las buenas prácticas de la ASST. El fallo de los premios, el 28 de abril (día mundial de la seguridad y salud laboral) reconocía el mérito de esta pyme que, entre sus buenas prácticas preventivas, ha desarrollado un modelo para la coordinación empresarial durante la reparación y el mantenimiento.
La Agencia Europea para la Seguridad y la Salud en el Trabajo había convocado la décima edición de los Galardones Europeos a las Buenas Prácticas en el marco de la campaña “Trabajos saludables. Bueno para ti. Buen negocio para todos”, que en 2010 y 2011 aborda el tema de mantenimiento seguro y preventivo.
El objetivo de los galardones es demostrar, mediante ejemplos concretos, los beneficios que se derivan de la implementación de las buenas prácticas en materia de seguridad y salud en el trabajo para empresarios y trabajadores y reconocer a aquellas organizaciones que han implantado proyectos más innovadores y eficaces en este ámbito.

Pie de Foto “El Equipo”:
El equipo humano de Protón asume la seguridad como una parte fundamental de su trabajo en la que nunca debe relajarse la vigilancia

Pie de Foto “Midiendo 2”:
Por la naturaleza de su actividad, el riesgo típico de Protón Electrónica es el eléctrico

Pie de Foto “Midiendo 1”:
El accidente eléctrico puede presentarse por contacto directo con partes activas (en tensión) de la instalación

Pie de Foto “Midiendo 3”:
Entre otros EPI, Protón surte a sus trabajadores con diversos tipos de guantes (dieléctricos, látex, piel, nitrilo, térmicos), pantalla facial contra el arco eléctrico y calzado aislante

Pie de Foto “Gerente”:
Como gerente de Protón Electrónica, Ángel Vidal se ha marcado el objetivo de “consolidar, mantener y mejorar continuamente los programas preventivos”