miércoles, 7 de marzo de 2012

De los pies a la cabeza

Una buena protección siempre empieza por los pies (foto gentileza de Bellota)