martes, 19 de marzo de 2013

Microsoft Ibérica pone en el centro a la persona

(PL 74) VANGUARDIA de la PROTECCIÓN. VGN74-Microsoft.doc. Manuel Domene. Palabras: 3.494

Ver artículo (formato pdf)

Toda la plantilla está implicada en un cambio actitudinal hacia 
una forma de trabajar sana, segura y responsable

Las personas, que son la clave del éxito de Microsoft, requieren también la máxima atención en todo lo relativo a su seguridad y salud laboral. La compañía orienta su política a la obtención del equilibrio físico, psíquico y social de sus empleados, única manera de que éstos se encuentren satisfechos, sanos, creativos y motivados. Con una filosofía antropocéntrica, Microsoft pone el foco en la persona, sus intereses y expectativas.


 Para plasmar sus políticas en realidades tangibles, Microsoft Ibérica considera imprescindible “saber qué pasa en la compañía, y esto significa medir y evaluar y, si fuera necesario, implantar las medidas adecuadas para corregir las situaciones desequilibrantes”, citan fuentes del departamento de Seguridad y Salud.
Los propios empleados de Microsoft son uno de los motores del cambio actitudinal a favor del trabajo saludable.

La empresa y nuestra interlocutora
Subsidiaria de Microsoft Corporation, Microsoft Ibérica comenzó su andadura en 1988. Actualmente, 693 empleados forman parte de la plantilla repartida entre las oficinas de Madrid, Barcelona, Sevilla, Bilbao y Valencia. Microsoft es una empresa  líder de software para informática personal y de empresas. La compañía ofrece un amplio abanico de productos y servicios diseñados para contribuir tanto al desarrollo del talento de las personas como al potencial de las empresas al aumentar su eficacia, productividad y capacidad competitiva. La filial española está presidida por María Garaña.
Nuestra interlocutora es Olga M. Gacio Caballero, nacida en Madrid en enero de 1969. Entre otras funciones en en Microsoft Ibérica, es responsable del Servicio Mancomunado de Prevención de Riesgos Laborales (Health & Safety Head) desde octubre de 2007. Gacio Caballero pertenece a la Junta Directiva de PRLInnovación, asociación cuyo lema es “Transformando la prevención, en Cultura Preventiva por y para las Personas”.

Riesgos: mapas, evaluación
Los riesgos prevalentes son los accidentes de tráfico (in itinere o en misión), trastornos musculoesqueléticos y factores relacionados con el estrés.
Sobre la evaluación de riesgos, Olga M. Gacio puntualiza que “al principio, era nuestro SPA quien llevaba a cabo las evaluaciones de riesgos laborales. Sin embargo, desde la constitución del Servicio de Prevención Mancomunado de Microsoft, todas las evaluaciones, tanto las iniciales, como las periódicas, se llevan a cabo desde dicho servicio en colaboración con diferentes áreas de la compañía. Incluso, hemos revisado las evaluaciones iniciales con el objetivo de mejorarlas si era posible. Por supuesto, en Microsoft queremos ir más allá de lo que la norma exige y, por lo tanto, si quisiéramos profundizar en algunos aspectos no tendríamos ningún inconveniente en contratar “expertos”, por ejemplo, ya sea para evaluaciones de la calidad del aire interior de nuestras oficinas, o para profundizar en temas psicosociales. Nuestra filosofía de trabajo se basa en la simplicidad, la eficacia y la eficiencia y en poner en el centro de nuestro trabajo a la “persona”. Y, esto se ve claramente reflejado en el resultado de nuestras evaluaciones”.
El SGPRL de Microsoft es auditado anualmente, considerándose dicha auditoría como un factor clave en el proceso de mejora continua. Y, como es sabido, una de las áreas más importantes en las que se centra la auditoría es en el “proceso de evaluación” y todo lo que se deriva de él.

Evaluación del riesgo psicosocial
Sobre el particular, Blanca Gómez González (Directora de Recursos Humanos) y Olga M. Gacio Caballero (H&S Head MS) manifiestan su convicción de que “las personas son la clave del éxito de la compañía y, por lo tanto,  somos muy conscientes de que todos los ámbitos de la persona (físico, psíquico y social) deben funcionar equilibradamente si queremos tener empleados sanos, satisfechos, motivados, creativos, etc. Para conseguirlo es imprescindible saber qué pasa en la compañía, y esto significa medir y evaluar y, si fuera necesario, implantar las medidas adecuadas para corregir las “situaciones desequilibrantes”. El cuadro recoge algunas de las medidas relativas al bienestar psicosocial en Microsoft.


Medios para evaluar / Plan de Prevención
En cuanto a lo primero, “entendemos que no se puede contestar con un sí o un no rotundo. Todo depende de los tipos de riesgos existentes en la compañía, de la formación que tengan los técnicos que vayan a realizar la evaluación y de cómo se haya planteado el proceso de evaluación en la empresa.
Las dificultades se localizaron en función del área a evaluar. Por ejemplo, para temas de Seguridad en las Instalaciones, Ergonomía o algunos temas puntuales de Higiene Industrial, contábamos con los conocimientos de nuestro servicio de prevención, la ayuda de proveedores muy especializados en determinados temas y con el apoyo y soporte de toda el área de Inmuebles y Servicios Generales.
Sobre el Plan de Prevención, contamos con uno, cuyas líneas centrales están aprobadas directamente por la dirección de la compañía. Asimismo, contamos con un sistema informático desarrollado directamente con nuestra propia tecnología que nos permite gestionar los riesgos detectados y sus respectivas acciones correctivas de forma automática, implicando a todos los niveles de la compañía. Si quieres conseguir una verdadera cultura preventiva, es imprescindible que todos y cada uno de los empleados de la compañía estén implicados en cuestiones preventivas. Al fin y al cabo, ¿no es cierto que la seguridad, la salud y el bienestar comienzan por uno mismo?

Siniestralidad y medidas de protección colectiva
De acuerdo a los datos que proporcionan tanto la mutua como el propio servicio de prevención, Microsoft Ibérica se encuentra muy por debajo de los índices de siniestralidad de su sector. El reto es llegar a 0 accidentes y/o incidentes, un hito difícil al tener en cuenta dentro de dicho cómputo los accidentes de tráfico.
Respecto a la protección colectiva, Olga M. Gacio explica que “todo nuestro trabajo se desarrolla en oficinas que, además, no son propiedad de Microsoft, por lo que no podríamos hablar estrictamente de ‘medidas de protección colectivas’. No obstante, todos nuestros empleados reciben formación en seguridad y salud específica para su puesto de trabajo (PVD, trabajos en oficina, Ergonomía Visual, Ergonomía en el puesto de Trabajo, etc…). En temas de Seguridad vial, organizamos campañas formativas en las que existe parte teórica y parte práctica, además de contar dentro de nuestros planes de movilidad con la posibilidad de trabajar desde casa cuando se quiera o se necesite. Asimismo, se realizan cursos sobre el manejo del estrés en diferentes situaciones, contamos con un sistema integral de cardio-protección, herramientas informáticas donde el empleado puede reportar rápidamente cualquier incidencia que pueda afectar a su seguridad, campañas de salud visual o escuela de la espalda, etc. Además, disponemos de un Manual de Prevención, accesible para todo el personal en la intranet de la compañía”.
Por razón de su actividad, los empleados de Microsoft Ibérica no necesitan emplear EPI. “No obstante, dentro de nuestros procesos de Coordinación de Actividades Empresariales (CAE), comprobamos que todo el personal subcontratado que presta servicios en nuestras instalaciones disponga de los EPI necesarios, y haga uso de ellos, si así está determinado.

Organización de la seguridad, personal y presupuesto
Microsoft cuenta con un Servicio de Prevención Mancomunado que da soporte a las dos compañías del grupo ubicadas en España. Dicho servicio asume 3 de las 4 especialidades existentes en prevención (Seguridad, Ergonomía y Psicosociología e Higiene) y subcontrata a través de un SPA todo lo relacionado con Vigilancia de la Salud. En el organigrama, la seguridad laboral pertenece al área de RE&F, una unidad que da soporte global a las empresas del grupo.
Sobre el personal dedicado a la seguridad Olga M. Gacio es concluyente al afirmar que “en estos momentos, somos 693 (toda la plantilla). Es muy fácil de explicar. En los temas de Seguridad, Salud y Bienestar, las personas que formamos parte del servicio de prevención somos el soporte de la compañía o, si se prefiere, los ‘consultores’ en estos temas, pero en ningún caso somos el ‘único eslabón’. Debemos ser uno de los engranajes del motor de la compañía que impulse a incorporar todos estos aspectos  en cada departamento, proceso o procedimiento de la empresa, nivel jerárquico, y en todos y cada uno de nuestros empleados.  Tenemos que convertirnos en el promotor de un cambio actitudinal hacia una forma de trabajar sana, segura y responsable”.
Dado que la protección laboral se incardina en todas las actividades de la compañía, resulta difícil establecer la cifra de inversión en el área preventiva.

Cultura corporativa de prevención
Preguntada sobre las actitudes de cultura preventiva de la organización, Olga M. Gacio señala que “en general, tenemos medidas de conciliación de la vida personal y laboral, oficina flexible y flexibilidad laboral, mejoras en las condiciones por baja por maternidad/paternidad, servicio de apoyo psicológico, posibilidad de alcanzar objetivos personales a través de la compañía (voluntariado), medios que permiten al empleado/a influir con sus opiniones en la gestión de la compañía, posibilidad de hacer deporte o acudir a fisioterapia en la oficina durante la jornada laboral. Prestamos particular atención a las personas que presentan algún tipo de ‘necesidad especial’, se ayuda al empleado para diseñar su puesto de trabajo de forma ergonómica, ya sea en la oficina o en su propia casa. Tenemos un programa de calidad de aire en las oficinas; la implantación de la acción correctiva tras la detección de un riesgo depende íntegramente de la dirección del departamento donde se haya detectado dicho riesgo; los procedimientos del sistema de gestión de la prevención son desarrollados y consensuados con aquellos departamentos que se van a ver afectados por ellos y firmados y ratificados por la Dirección General…
Por supuesto, tenemos camino por recorrer hasta alcanzar la ‘excelencia en cultura preventiva’, no nos conformaríamos con menos y, creo sinceramente, que este tipo de ejemplos son una buena muestra de que vamos por el buen camino.
En Microsoft Ibérica, que van todos a una en materia de seguridad y salud laboral, tienen tanta importancia la prevención de accidentes como la salud ocupacional, pues, como tercia Olga M. Gacio, “si  piensas y actúas en términos de “persona”, no puedes desligar lo uno de lo otro”.

Entrevista 
Olga M. Gacio, Safety & Health Head de Microsoft Ibérica:

“Lo que la Ley de Prevención de Riesgos Laborales vino a hacer fue reforzar lo que ya sabíamos”

La responsable de Seguridad y Salud de Microsoft Ibérica habla sin ambages cuando puntualiza que “no se es una empresa saludable, ni se consigue una reducción significativa de los accidentes, si no se consigue imbuir de ‘espíritu preventivo’ a todos los niveles de la compañía”. ¿Qué es lo que importa? Sencillamente, ir más allá de la Ley.

Olga M. Gacio aboga porque se hagan las cosas por convicción, para el bienestar de los empleados, y no por el mero cumplimiento de un imperativo legal. A la postre, “la salud, la seguridad y el bienestar de los trabajadores son un elemento decisivo en la competitividad de las empresas”, sentencia Gacio.
A renglón seguido, el coloquio que mantuvo con Gaceta de la Protección Laboral.

-¿Qué opina de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales?
-Olga M. Gacio. En España, creo que la entrada en vigor de Ley de Prevención de Riesgos Laborales fue el punto de inflexión a partir del cual las cosas empezaron a cambiar positivamente.

-¿Qué destacaría de la misma? ¿Les ha ayudado en algo?
-O. M. G. La ley es la base a partir de la cuál empezar a hablar sobre los temas de seguridad y salud en la empresa. Es una condición necesaria, pero no suficiente; lo realmente importante es implantar una verdadera cultura preventiva en la empresa, demostrando el valor que una inversión en seguridad y salud tiene para la organización. Los temas preventivos no son un gasto; son una inversión que aporta valor a la empresa en términos de productividad, imagen corporativa, retención del talento, motivación e implicación de empleado, menor número de bajas, etc... En definitiva, hacen que la empresa sea más rentable. Obviamente, si las personas son el valor más importante del que dispone una empresa, ¿dónde invertir mejor que en su seguridad, su salud y su bienestar?

-¿Cuál es el espíritu de la reforma del marco normativo de la LPRL (Ley 54/2003) y cómo afecta a su empresa?
-O. M. G. Claramente viene expuesto en la exposición de motivos de la propia ley:
1.    Combatir de manera activa la siniestralidad laboral.
2.    Fomentar una auténtica cultura de la prevención de los riesgos en el trabajo, que asegure el cumplimiento efectivo y real de las obligaciones preventivas y proscriba el cumplimiento meramente formal o documental de tales obligaciones.
3.    Reforzar la necesidad de integrar la prevención de los riesgos laborales en los sistemas de gestión de la empresa.
4.    Mejorar el control del cumplimiento de la normativa de prevención de riesgos laborales, mediante la adecuación de la norma sancionadora a la norma sustantiva y el reforzamiento de la función de vigilancia y control, en el marco de las comisiones territoriales de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social.
Lo que esta ley vino a hacer es reforzar lo que ya sabíamos. Esto es; no se es una empresa saludable, ni se consigue una reducción significativa de los accidentes, si no se consigue imbuir de “espíritu preventivo” a todos los niveles de la compañía. Y no porque lo diga una ley, sino porque se está convencido de que esto es bueno para los empleados y, en consecuencia, para la empresa. La salud, la seguridad y el bienestar de nuestros empleados son un elemento decisivo en la competitividad de las empresas.

-¿Ha chocado la aplicación práctica de la Ley (L.P.R.L) con la burocracia o la organización interna de la empresa?
-O. M. G. No; tan sólo hemos tenido que adaptar los procedimientos específicos diseñados a nivel global dentro de una organización multinacional como la nuestra, desarrollados teniendo en cuenta diferentes legislaciones nacionales.

-¿Qué papel desempeñan los sindicatos representados en la empresa en materia de seguridad?
-O. M. G. Los representantes de los trabajadores desempeñan un papel fundamental en la promoción de las medidas de prevención, así como en su cumplimiento.

-¿Cuál es el papel de las Mutuas en el marco de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales?
-O. M. G. Es importante recordar que los cambios legislativos acaecidos de un tiempo a esta parte, han limitado  mucho lo que las Mutuas pueden hacer con cargo a las cotizaciones sociales de sus empresas asociadas en materia preventiva,  ya que no pueden llevar a cabo ni financiar actividades preventivas que constituyan obligaciones directas de las mismas. Mi opinión es que, si se quiere saber lo que la Mutua puede hacer por una empresa en concreto, además de ayudar a gestionar el “bonus”[1],  se hable directamente con ellos y se defina un plan de actuación conjunto.
Por otro lado, si hablamos de qué tipo de actuaciones pueden o deberían desarrollar desde un punto de vista colectivo, creo que éstas deben ir encaminadas a fomentar la integración de la prevención en las empresas y la mejora de su gestión. Además, promover la reducción de la siniestralidad mediante información, sensibilización y asesoramiento, por ejemplo, a través de jornadas formativas, promoviendo que las empresas compartamos nuestras buenas prácticas, desarrollando manuales sobre ellas y difundiéndolos; colaborando en la investigación de accidentes y enfermedades profesionales; compilando y ayudando a entender toda la legislación en materia preventiva; colaborando en el desarrollo de mapas de riesgos, etc.

-¿Qué le parece la labor desarrollada por la Inspección de Trabajo?
-O. M. G. El papel de la Inspección de Trabajo en la protección de los trabajadores se ha incrementado notablemente en estos últimos años. Al fin y al cabo, como organismo que debe velar por el cumplimiento de las normas, a través de medidas preventivas, asesoramiento, detección de infracciones, etc… es responsable de contribuir a la prevención de accidentes de trabajo, la protección de los trabajadores y la mejora de sus condiciones de trabajo. Por lo tanto, todas las acciones que lleven a cabo en este sentido y contribuyan a incrementar la productividad en la empresa son muy bienvenidas.

-Háganos un balance de la seguridad laboral desde que entrara en vigor de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales.
-O. M. G. Tal y como yo lo veo, no cabe duda que la Prevención en España desde que entró en vigor la Ley de Prevención de Riesgos Laborales, ha evoluciona de forma muy positiva y se han sentado las bases para que esto siga así. Sin embargo, sigo percibiendo una gran diferencia en  cuanto a la importancia que se le da a los aspectos preventivos en función de si hablamos de grandes compañías o de pequeñas y medianas empresas que, al fin y al cabo, son las que conforman en su mayoría el tejido productivo español. En este sentido,  creo que las cosas estaban cambiando.
Independientemente de cuál sea el tamaño de la empresa, es necesario “darse cuenta” y “convencerse” de lo importante que es desde el punto de vista de la rentabilidad y competitividad de una empresa invertir en la seguridad, salud y bienestar de sus trabajadores. Y lo curioso es que, muchas ocasiones, no es necesario invertir grandes cantidades de dinero, tan sólo utilizar el sentido común.
Por ser más explícita, esa evolución que he mencionado anteriormente refiere a cosas como que  la seguridad, la salud y el bienestar de los trabajadores han empezado a concebirse más como un tema de necesidad social o de “responsabilidad social corporativa”, y no sólo como una cuestión personal; se han desarrollado sistemas de gestión estandarizados de la prevención, por ejemplo, OSHAS 18000 o, incluso, ya se implantan sistemas de gestión integrada de aspectos como calidad, medioambiente y prevención; la entrada en vigor del Real Decreto 404/2010, de 31 de marzo, por el que se regula el establecimiento de un sistema de reducción de las cotizaciones por contingencias profesionales a las empresas que hayan contribuido especialmente a la disminución y prevención de la siniestralidad laboral ; y la aplicación de las nuevas tecnologías al mundo de la prevención, etc..

-¿Cómo ve la protección laboral en el sector al que pertenece su empresa?
-O. M. G. En términos generales, si analizamos y comparamos lo que hacemos en materia preventiva en empresas como Microsoft, pertenecientes al sector tecnológico, con lo que se hace en otros países en el mismo sector o en sectores totalmente diferentes, yo diría que la situación es muy buena.

-¿Qué nota sacamos los españoles en cultura de la prevención dentro del ámbito laboral?
-O. M. G. Como he comentado anteriormente, todo depende del tipo de empresa de la que estemos hablando, y dar una “nota general” sería algo arriesgado por mi parte. No, obstante yo diría que “progresa adecuadamente”.

-¿Diría usted que la seguridad y la protección son partes del proceso productivo en sí mismo?
-O. M. G. Creo que la respuesta al respecto de María Garaña, presidenta de Microsoft en España, es clara: “La seguridad y la protección deben estar en el origen de cualquier decisión relativa a la gestión de personas. Sin duda, forman parte del proceso productivo y suponen el punto de partida a partir del cual definir los procedimientos internos o revisar los procesos implantados”.

-¿Se llega a ver en algunos casos la protección como un obstáculo?
-O. M. G. Si alguna empresa considera que pensar en términos de seguridad y salud de sus empleados es un obstáculo para el negocio, diría que tiene un serio problema. Por supuesto, pensar en estos términos implica generar cambios en la forma de ver las cosas, de llevar a cabo procesos, en cómo gestionar un equipo de trabajo, etc. y se debe ser consciente que la “resistencia al cambio” existe y se debe estar preparado para afrontar esto si no se quiere fracasar en la implantación de una verdadera cultura preventiva.
Asimismo, la respuesta de Carlos de la Iglesia, Director de Desarrollo Corporativo de Microsoft en España, es clara en este sentido: 
“La protección nunca debe ser contemplada como un obstáculo. Es evidente que se hace necesaria una comunicación interna clara y transparente que dé visibilidad a los beneficios asociados a una correcta gestión de la seguridad y la protección, con el fin de que todos los trabajadores sean conscientes del carácter estratégico de ésta y contribuyan a su cumplimiento.

-¿Desea añadir algo más?
-O. M. G. Una última aportación: no hablar tanto de “protección o seguridad”, sino más bien de Salud Laboral y Bienestar, conceptos que entrañan una visión global de lo que es prevención de riesgos laborales. 

© Manuel Domene Cintas. Periodista