jueves, 21 de febrero de 2013

Entre el cielo y el mar (diez metros sobre el agua)

Los limpiadores del barco podrán perder pie, pero nunca la vida,
porque se encuentran asidos a la línea. 
Foto gentileza de Securman. Barcelona (España)